CANDIDATO A LA ALCALDÍA DE ZAFRA 2019

Juan Carlos Fernández
Juan Carlos FernándezCandidato a la alcaldía de Zafra

Trayectoria político-social de Juan Carlos

Soy natural de Villafranca de los Barros, y vivo en Zafra desde 1986. Casado, 3 hijos. Soy funcionario de carrera del Estado, en servicio en la Comunidad de Extremadura. Trabajo en el IES Cristo del Rosario, donde ejerzo el puesto de jefe de Secretaría.

Durante años pertenecí a las Directivas de algunas asociaciones de todo tipo en Villafranca. Siempre me ha entusiasmado la labor del asociacionismo en la sociedad civil. Ya en Zafra, me incorporé a la política local en 1994, como miembro de la Junta Directiva del Partido Popular, de la que llegué a ser secretario general. También pertenecí al Comité Ejecutivo provincial y fui presidente comarcal.

Figuré por primera vez en unas listas municipales en 1995, en el número 11, creo recordar. En el Ayuntamiento estuve 4 años en el Gobierno (1999-2003), con Antonio Pérez de alcalde. Es curioso: el año en que se cumplen 20 años de mi llegada al Ayuntamiento por primera vez, vuelvo. Ocupé entonces una tenencia de alcaldía con responsabilidades en Personal, Régimen Interior y Seguridad Ciudadana. Fueron numerosas las gestiones que llevé adelante junto con el resto del equipo municipal: Convenio Colectivo con los trabajadores (antes inexistente), Relación de Puestos de Trabajo (también inexistente y fundamental para estructurar la plantilla municipal), modificación de varias ordenanzas, puesta en marcha del Plan de Emergencias de la Feria… En el siguiente mandato estuve en la oposición y, finalmente, en 2007, abandoné toda actividad política.

Durante estos años he escrito siete libros: 4 sobre historia local (hospital de Zafra, instituto Cristo del Rosario, turismo en Zafra y una biografía política del alcalde D. Antonio Chacón) y 3 novelas (una de ellas galardonadas con un premio literario). Ahora estoy terminando la cuarta novela, que esperemos pueda ver la luz. También he redactado numerosos artículos: sobre cuestiones relacionadas con la historia local algunos de ellos; pero, sobre todo, artículos de opinión sobre multitud de cuestiones. Más de cuarenta me han publicado en el diario regional Hoy. Veintitantos, creo, en el Hoy de Zafra. Y otros muchos en El Mensajero y en otros medios diversos. Hasta en algún diario nacional me han publicado alguno. Dentro de esta vocación por la comunicación (siempre dije que la de periodista es una de mis profesiones frustradas), he tenido la inmensa suerte de participar en tertulias radiofónicas: Radio Emisur y Canal Extremadura Radio (durante varios años). Y he dirigido y presentado un programa radiofónico en Emisur y otro televisivo en TV Zafra.

Durante cuatro años, aproximadamente, presidí el Centro de Iniciativas Turísticas. Pero, como ocupación que siempre resalto porque estoy absolutamente satisfecho y orgulloso tengo que citar la presidencia del Foro Zafrense, asociación de la que soy fundador junto con un grupo de amigos. Ahora que la dejo algo de lado, miro el balance y veo que hemos organizado 28 conferencias con personalidades de primer orden; hemos editado cerca de 20 boletines de opinión en los que también han escrito otras muchas autoridades en diversos campos.

En definitiva, siempre seguí la consigna ignaciana de ser “hombres para los demás”. Lo he hecho desde muchos sitios. De todo lo que he hecho me siento orgulloso. Pero he de decir que mi tránsito por la sociedad civil ha sido, en mi opinión, especialmente fructífero y me ha servido, si me lo permiten, de escuela de vida.

Ahora vuelvo a la política para conseguir, si los ciudadanos lo quieren, la alcaldía de la ciudad. Pero, también, para poner mi granito de arena en la construcción de una Extremadura y de una España mejores. Modesto grano de arena, desde luego, pero aportado con pasión. Y, además, quiero luchar por la dignificación de la política; por exorcizar, si es posible, el mal concepto que tantos tienen de los políticos. Para eso ofrezco esfuerzo, seriedad y rigor. Espero no defraudarles.

Y, para terminar, déjenme que les ponga aquí una acertada reflexión del presidente norteamericano Teodoro Roosevelt, que me ha servido siempre como lema y que, desde luego, adopto para mi reingreso en la vida política: “No pidas una carga ligera, pide unas espaldas fuertes”.

Vídeos de Juan Carlos